La alimentación balanceada para niños comienza en casa

Ofrecer una alimentación balanceada a tus niños es una gran manera de demostrarles tu cariño y de ayudarles a generar un hábito que les será útil por el resto de sus vidas. Además, es clave que un niño se alimente con todo lo que aporte a su crecimiento y desarrollo, que consuma los grupos alimenticios que su cuerpo y cerebro necesitan para seguir creciendo.

En este artículo, te contaremos todo lo que necesitas saber para tomar las mejores decisiones de alimentación balanceada para tus niños, recuerde que usted tiene el control de lo que consumen, porque están casi todo el tiempo a su cuidado. ¿Quieres conocer tips para alimentarlos balanceadamente? Sigue leyendo.

Alimentación balanceada: tips para niños

Los niños necesitan:

  • Proteínas
  • Frutas
  • Vegetales
  • Granos
  • Lácteos

Estos alimentos son los que siempre debes incluir en los menús de tus pequeños, más o menos desde los dos años, variando las cantidades a medida que crecen y con la guía de tu pediatra. También debes evitar darles productos muy azucarados, procesados; grasas trans o saturadas. (Mayo clinic, 2018)

La importancia de una alimentación balanceada para niños

Según Algueró (2020) las rutinas con hábitos positivos dan seguridad emocional. Al repetir los hábitos aportas a que tus niños formen virtudes y a que sean más organizados.

Si les enseñas a tus chiquitines a tener una alimentación balanceada, lo más seguro es que mantengan este hábito en la adultez, lo cual puede influenciar su salud de forma positiva.

Algunos hábitos que deben acompañar una alimentación balanceada son:

  • Disfrutar las comidas siempre con tiempo e invita a tus niños a que mastiquen despacio.
  • Sirve la comida en el espacio adecuado, no les permitas comer en la cama.
  • Evita que realicen otras actividades durante la cena, como usar el celular o ver televisión.
  • Invítalos a conversar, esto puede ayudar a ingerir los alimentos de forma pausada.

Recuerda que los niños aprenden gracias a tu ejemplo, por lo que es importante que tú, al igual que ellos, tengas una alimentación balanceada de acuerdo a tu estado físico y a tu edad.

Dieta balanceada para el crecimiento

Los niños entre el primer año y los doce años consumen mucha energía, no solo porque realizan actividad física, juegos o estimulación temprana, sino porque su cuerpo está atravesando por procesos de cambio y de adaptación. Es por eso que necesitan compensar su gasto de energía o reponerlo, con unos alimentos ricos en vitaminas y minerales que aporten a su desarrollo.

Existen múltiples maneras de incluir verduras, proteína, frutas en divertidos y deliciosos platos que ellos quieran consumir. Queda en sus manos usar la creatividad y tomar buenas decisiones de alimentación para sus niños.

Bibliografía

Mayo Clinic. (2018). La salud de los niños. Mayo Clinic.

https://mayocl.in/3pQHz0V

Algueró, M. (2020). La importancia de los hábitos y las rutinas para los niños y bebés. Guía infantil.

http://bit.ly/2XgdUly