Pera

Del preescolar a la educación primaria: un salto que no hay que temer

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

El paso del preescolar a la educación primaria es un gran cambio para nuestros hijos y debemos ser los padres los primeros aliados para que ese salto sea exitoso. El apoyo de la familia es decisivo para que el niño, de los 6 a los 8 años de edad, desarrolle su autoestima y avance de forma positiva en el camino de la autonomía, la identidad y la responsabilidad.

Por fortuna, las metodologías pedagógicas se han modernizado y los sistemas educativos actuales están mejor articulados: ya no existe ese gran abismo entre la lúdica preescolar y la rigidez de la educación primaria. Sin embargo, la transición aún despierta incertidumbre.

¿Qué hacer para que este proceso sea tranquilo y natural?

La luz que nos guiará en este proceso es el amor por nuestro hijo. Como padres, nos corresponde proyectarnos como si también fuéramos a adquirir nuevos saberes en el nuevo colegio.

Los padres contamos con herramientas sencillas para fomentar la autoconfianza en nuestros hijos de acuerdo con su edad y capacidad. Cuidar la mascota de la casa, ayudar a poner la mesa, realizar la higiene personal por sí mismos, ordenar los juguetes y hacer la cama son actividades que reforzarán dos aspectos importantes en este paso: el espíritu colaborativo y la autonomía.

Adicionalmente, te damos varias ideas, que seguro te resultarán muy valiosas:

  • Antes de que comience el año escolar, planea con el niño una aventura, una “misión secreta” al plantel. Realicen juntos un rodeo sigiloso por el exterior del colegio, tomen fotos con el celular como si fueran espías. Si es posible, programa previamente una vista al profesor o profesora que coordinará el grupo donde estará tu hijo. Verás lo divertida que será la experiencia.
  • Un tiempo antes del primer día de clase, ensaya con tu hijo la preparación de la lonchera. Procura que el niño escoja los alimentos que llevará en su mochila o viandera.
  • Lleva contigo al niño a comprar la lista de útiles escolares. Hazle sentir que está tomando decisiones importantes.
  • Cuando salgan juntos, lee en voz alta los avisos de la calle. Explícale, de forma sencilla, el sonido de las letras y los nombres de los números.
  • Acordemos con el niño horarios de su día a día: tiempo para tareas, para el ocio, para las comidas y para irse a dormir.
  • Explícale de forma clara y cariñosa por qué las normas del nuevo colegio son importantes.
  • Evita a toda costa mensajes que profeticen momentos negativos en el nuevo colegio: “Ya verás cuando entres a primero” o “Con ese comportamiento tendrás que repetir el año” son las peores amonestaciones.

Y recuerda siempre lo que nos dice a los padres la madre Monserrat del Pozo, conocida como “Sor Innovación”, que instrumentó en Cataluña un modelo pedagógico elogiado por expertos de todo el mundo: “La familia es un todo, la que te da confianza y seguridad para desarrollar lo que llevas dentro. La primera estimulación es el amor y la ternura”.

Bibliografía

Abultaif, A. (2018). “Se necesitan niños competentes, no competitivos’: Monserrat del Pozo. Recuperado de El Tiempo: 

http://bit.ly/3ojdhnk

El Educador. (2015). El paso de preescolar a primaria, algunas claves. 

http://bit.ly/3s029hc

Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. (2017). Guía Orientadora para el tránsito de los niños y niñas desde los Programas de atención a la Primera Infancia del ICBF al Sistema de Educación Formal. 

http://bit.ly/3s029hc

Ministerio de Educación Nacional de Colombia. (2002). Articulación del preescolar a la primaria, juego y alegría en primer grado. Altablero (16). 

https://bit.ly/2LtoR0M

 

¿Te gustó este contenido? Compártelo con tus amigos y familiares en tus redes sociales.

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

es_COES

Política de tratamiento de datos