Pera

Cómo ser mamá y disfrutar el proceso: 10 tips

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
cómo ser mamá

La maternidad es algo que hay que ir descubriendo sobre la marcha, pero si eres una futura mamá y necesitas que alguien te eche una mano, no te preocupes: Desde San Jorge Má queremos ayudarte a bajar la ansiedad a través de estos simples consejos.

¿Cómo ser mamá? ¡No hay una fórmula ideal, pero acá te dejamos algunos tips!:

  1. Prepara tu cuerpo.

Si estás intentando tener un bebé o simplemente estás pensando en ello, debes empezar a prepararte para el embarazo.

La salud antes de la concepción y el cuidado de la salud es importante tenerlas en cuenta para aumentar las posibilidades de tener un bebé sano. Para algunas personas, preparar su cuerpo para el embarazo lleva unos pocos meses. Para otras personas, puede llevar más tiempo.

Consulta a tu médico u otro profesional de la salud si fumas, bebes alcohol o consumes ciertas drogas; si vives en un entorno estresante; o si trabajas o vives cerca de sustancias tóxicas.

Los profesionales de la salud pueden ayudarte con asesoramiento, tratamiento y otros servicios de apoyo.

Vacunarse correctamente en el momento adecuado te puede ayudar a mantenerte sana y a evitar que tu bebé enferme mucho o tenga problemas de salud de por vida.

2. Prepara tu plan de parto

Como futura mamá, tienes que estar preparada en todo momento, y más aún cuando se acerca la fecha del parto. ¿Qué procedimientos quieres que haga el médico? ¿Quién quieres que esté en la habitación contigo: tu pareja, tus padres o nadie? Va a ser muy abrumador, y precisamente por eso tienes que preparar un plan de parto.

Un plan de parto describe todo lo que quieres que ocurra durante el nacimiento de tu bebé. ¿Quieres una epidural? ¿Quieres llevar ropa cómoda? ¿Qué música quieres que suene cuando empujes a tu bebé hacia el mundo? Con un plan de parto, puedes estar segura de que las cosas irán lo mejor posible.

3. COMPRAS PREVIAS PARA TU BEBÉ

No tendrás tiempo de ir a mirar muchas tiendas para tu bebé una vez que haya nacido por obvias razones.

Si es posible, compra la ropa de bebé, la cuna, los biberones y otras cosas antes del nacimiento. Así podrás asegurarte que tienes todo lo que necesitas (y más) para cuidar a tu bebé recién nacido.

Recuerda que el tiempo pasará increíblemente rápido y que tu bebé no será un bebé durante mucho tiempo. No estaría de más que compraras también cosas para la etapa infantil.

Y ya que estás de compras, ¿por qué no te regalas un par de zapatos nuevos (o dos)? ¡Vas a necesitar zapatos nuevos para que no se te hinchen los pies!

Te recomendamos el siguiente enlace donde puedes revisar algunos implementos esenciales para que lleves a tu trabajo de parto.

4. Aprende sobre el parto y el cuidado de los niños

Si nunca has dado a luz, es una buena idea que te apuntes a una clase de preparación al parto. Créenos cuando te decimos que te sentirás más segura para traer a tu bebé al mundo.

Ten la tranquilidad de asesórate con tu servicio de salud EPS o Prepagada donde encontrarás opciones de Cursos prenatales.

Aquí te compartimos unos bien interesantes: Curso de preparación para la maternidad.

También es una oportunidad para informarte sobre cómo cuidar a tu primer hijo. Aprenderás a amamantar correctamente a tu bebé, a hacer que eructe, a prepararte para entrenar a tu bebé con kits de inicio para bebés y cosas por el estilo.

5. Cuida tu salud mental; es clave para los primeros días

Puede que hayas oído hablar de la depresión posparto, pero ¿has oído hablar de la depresión prenatal? No es raro que las mujeres embarazadas sufran depresión durante el embarazo: se sienten enfadadas, culpables o pierden el interés por las cosas. El problema de esto es que puede aumentar las posibilidades de un parto prematuro.

Dicho esto, no te avergüences de pedir ayuda a un profesional de la salud mental. No hay nada malo en sentirse deprimida durante el embarazo, pero también hay que aprender a superar estas emociones y a buscar ayuda profesional si es necesario.

cómo ser mamá

Ten en cuenta estos consejos POSTPARTO

7. Haz lo que te parezca correcto

Otras madres te dirán lo que debes o no debes hacer, pero no tomes su verdad como absoluta. Haz lo que te parezca bien a ti y a tu bebé recién nacido, pero especialmente, sigue las recomendaciones de tu médico. Recuerda que, como madre primeriza, tienes un superpoder: la intuición. Si algo te dice que lo que estás haciendo no es del todo correcto, confía en tu don único y busca ayuda.

Nadie conoce a tu bebé mejor que tú, y lo que funciona para ellos puede no funcionar para ti. No necesitas los consejos no solicitados de otras personas.

8. Conéctate con nuevas mamás

No es necesario que pases sola por las dificultades de la maternidad primeriza. Conéctate con otras madres primerizas que entienden lo que es no saber qué hacer. Ellas serán el mejor sistema de apoyo que existe. Estarás en un espacio seguro en el que serás libre de compartir tus miedos, además de encontrar consuelo en madres que se sienten igual.

Al encontrar tu tribu, podrás ver que está bien que la maternidad primeriza dé miedo, que no es necesario poner una cara feliz todo el tiempo.

9. Tómate tu tiempo para recuperar el cuerpo

Cuando el médico te diga que puedes volver a hacer ejercicio, no es necesario que vuelvas a tu rutina de gimnasio anterior al embarazo. Recuerda que tu cuerpo ya no es el mismo. Has tenido un bebé, así que también debes dar pasos de bebé en lo que respecta al ejercicio.

Empieza con ejercicios post-embarazo que aumenten tu ritmo cardíaco pero que no sean demasiado exigentes. Recuerda que tu cuerpo ha tardado 9 largos meses en llegar a esa fase, así que no esperes que se recupere tras un solo entrenamiento. Esto también hace parte del cómo ser mamá.

Lo importante es que vuelvas poco a poco a tu rutina de ejercicios. Ya sea un entrenamiento HIIT de cuerpo completo o una caminata rápida alrededor de la cuadra, haz lo que funcione para ti y en tu propio tiempo.

10. Duerme cuando puedas

Un dato no tan divertido es que, en promedio, las nuevas mamás duermen menos de cinco horas diarias. Sin embargo, la Fundación Nacional del Sueño también dice que los adultos deben dormir al menos siete horas.

La buena noticia es que, durante la etapa de bebé, tu hijo siempre estará durmiendo. Esto te permitirá programar la hora de la siesta.

Conclusiones finales

Desde San Jorge Má queremos que vivas el ahora, recuerda que tienes permiso para dejar de preocuparte por la lista de tareas (lavar la ropa, sacar la leche, comprar pañales) y aprender a estar presente con tu bebé, la respuesta a cómo ser mamá y hacerlo bien se trata de vivir a plenitud tu propio proceso.

Disfruta de esos preciosos momentos juntos. Relájate con las comidas de los niños. Espera, es normal que al principio tengan hábitos alimentarios extraños; es plenamente normal. Ofrece variedad. No presiones ni te asustes. ¡Comerán cuando tengan hambre!

Dormir es importante así que acuéstate temprano dentro de lo posible. Tu hijo dormirá lo que necesita y tú podrás recargar las pilas.

Esperamos que todos estos tips te ayuden a bajar la ansiedad y seguramente te ayuden a planificar mejor lo que viene y lo que estás buscando, ¡serás una gran mamá!

Fuentes:
1- Tips Every Mom Need. Centers of Control Disease and Prevention (20 de Septiembre de 2020). https://bit.ly/3S0EqJR
2- 100 Powerful Insights Into Motherhood; Nikki Clarke (2020).  https://bit.ly/3g9Qsn2

¿Te gustó este contenido? Compártelo con tus amigos y familiares en tus redes sociales.

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

es_COES

Política de tratamiento de datos